Ray Bradbury, en su libro "Farenheit 451", nos sorprende con un mundo donde el libro está condenado a desaparecer. Los protagonistas memorizaban los textos y los trasmitían de forma oral y lo hacían en "el bosque de las palabras".



Novedades en el mundo de la literatura infantil y juvenil, libros para reir, pensar, jugar, sentir y, como no, VIVIR.







jueves, 7 de junio de 2012

El lenguaje de las flores

 

SINOPSIS DE LA EDITORIAL

Inspirándose en el sofisticado código que la sociedad victoriana utilizaba para expresar sentimientos por medio de las flores, Vanessa Diffenbaugh narra el viaje emocional de una joven californiana que, marcada por una dolorosa historia personal, encuentra en este peculiar lenguaje el medio para recuperar su capacidad de confiar y amar a sus semejantes. Recibida con entusiasmo por la crítica y los lectores -en Italia se han vendido más de 400 mil ejemplares-, la novela se publicará en treinta y seis idiomas.
A los dieciocho años, tras una vida entrando y saliendo de numerosos hogares de acogida y pisos tutelados, Victoria Jones está obligada a emanciparse por ley. Se ha convertido en una joven introvertida y arisca, y sólo en su pasión por las flores se vislumbra un camino de salvación. Finalmente, tras encontrar trabajo en una floristería, se cruza con un joven a quien conoció diez años antes, durante la época en que vivió en casa de Elizabeth, una madre de acogida que le enseñó el lenguaje de las flores. El misterioso joven conoce un secreto que atormenta a Victoria, aunque sólo ella puede arreglar cuentas con el pasado. Así, Victoria, que es capaz de expresar los sentimientos de los clientes con hermosos ramos, deberá aprender a interpretar sus propias emociones, la única manera de deshacerse del enorme peso que arrastra desde niña y que le impide encontrar la felicidad.

Constreñida por unas normas de conducta que reprobaban la exhibición de las emociones, la sociedad victoriana encontró un medio discreto y eficaz con que comunicar los sentimientos. El lenguaje victoriano de las flores se basó en el libro Le Langage des Fleurs, de Charlotte de Latour, un compendio de la simbología de las flores que su autora recogió en la poesía, la mitología antigua e incluso la medicina. Nació así la floriografía, y entre 1830 y 1880 se publicaron centenares de diccionarios de flores en Europa y América.
BOOK TRAILER (EN INGLES)

AUTORA
Vanessa Diffenbaugh nació en San Francisco en 1978, estudió Pedagogía y Escritura Creativa en la Universidad de Stamford y trabajó como profesora para niños sin recursos en programas extraescolares. Con El lenguaje de las flores, su primera novela, ha obtenido el reconocimiento unánime de la crítica, y ha sido elegida «mejor autor de primera novela del año» por la revista Elle. Vive con su familia en Cambridge, Massachusetts. Llega por fin a nuestro país después de conseguir un notable éxito de ventas en EEUU e Italia.

Aquí tenéis un par de entrevistas para conocer mejor a la autora
 CULTURAMAS
ABC

COMENTARIO

Victoria es un personaje duro, difícil de entender si no estás inmerso en el ámbito de los hogares de acogida. Su carácter, tan hostil y reservado, no te permite "adoptarla", su comportamiento es, en ocasiones, "animal"; precisamente ésta es una de las virtudes del texto: es capaz de transmitir la falta de emociones de Victoria y su evolución a lo largo de la historia.
El texto está escrito en primera persona, lo que nos hace confidentes de la protagonista, que nos va narrando las dificultades a las que se enfrenta desde el momento en el que sale de la casa de acogida con 18 años. Victoria es una mujer sin cualificación para ningún trabajo porque nunca terminó sus estudios. Este hecho restringe sus posibilidades de trabajar; solo hay una cosa en la que es realmente experta: las flores.

La narración, con buen ritmo, va intercalando momentos presentes y pasados, donde se relata la relación con Elizabeth y los conocimientos que le enseñó. Esas flores se convierten en su mejor manera de comunicarse, de expresar los sentimientos que de otra forma no sabe transmitir. Son, además, su salvación, porque le van a permitir conseguir no solo un trabajo, sino también unas relaciones sociales.
Sólo hay dos personajes secundarios importantes: Elizabeth y Grant. Los tres compartes ese lenguaje de las flores con el que se comunican. El resto de personajes acompaña la acción, pero apenas están definidos.

De El lenguaje de las flores destacaría la enseñanza de la capacidad de adaptación y de progreso, aún en las condiciones más adversas; y la necesidad de amor para conseguirlo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada