Ray Bradbury, en su libro "Farenheit 451", nos sorprende con un mundo donde el libro está condenado a desaparecer. Los protagonistas memorizaban los textos y los trasmitían de forma oral y lo hacían en "el bosque de las palabras".



Novedades en el mundo de la literatura infantil y juvenil, libros para reir, pensar, jugar, sentir y, como no, VIVIR.







lunes, 26 de mayo de 2014



Edgar y la escalera

Octavio Botana.
Ilustraciones de Juan Hernaz.

Editorial La Galera.


Edgar es un niño de 10 años, que comparte habitación con su hermano Tim, de 7 años. También comparten litera, y Edgar, como es el mayor, duerme arriba.
Su hermano Tim es un niño con una gran imaginación y ganas de jugar, mientras que Edgar se considera ya un adulto que dejó atrás sus días infantiles. A él le apasionan las matemáticas, de hecho está deseando hacer un examen que tiene mañana. Otra cosa que le apasiona es fastidiar los juegos de su hermano.
Acaban de mudarse a una nueva casa, donde los ruidos, los olores y el entorno no les resulta aún familiar, y en esa noche previa al examen Edgar entra en un mundo extraño, hecho de la imaginación que tanto desprecia y que le llevará, a través de la escalera de su habitación, a mundos en los que la fantasía y su capacidad de deducción le devolverán a su habitación y a su infancia.

Octavio Botana también ha publicado con La Galera su primer libro,  El Autódromo.
Las ilustraciones a grafito de Juan Hernaz representan muy bien el mundo onírico en el que se ve inmerso el protagonista del libro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada